PARA 2020/ El grupo va a rebaja de previsiones por año. Ayer se desplomó un 9% en Bolsa tras reducir su expectativa de margen operativo al 4,5%-6%. En noviembre, ya lo bajó desde el 7%-8,5% al 5,5%-7%.

Siemens Gamesa se desplomó ayer más del 9% en Bolsa tras anunciar pérdidas de 174 millones de euros entre octubre y diciembre de 2019 –el primer trimestre de su ejercicio fiscal– y revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para el conjunto del año (profit warning, según el argot financiero).

Las acciones llegaron a perder más del 11% nada más iniciarse la sesión, y aunque luego corrigieron suavemente, no impidió que Gamesa se situara como el valor del Ibex que lideró las bajadas, seguido de Indra a mucha distancia.

Los inversores respondieron así a lo que es un nuevo profit warning del grupo desde que inició su andadura, en 2017, como fruto de la fusión entre Gamesa y los activos de renovables de Siemens. En concreto, el profit warning esta vez rebaja un punto el crecimiento del beneficio operativo. Según la compañía, que ya en sus comienzos en 2017 anunció su primer profit warning, el margen de resultado operativo (ebit) antes de extraordinarios y de integración y reestructuración para el ejercicio fiscal 2020 estará entre un 4,5% y un 6%.

En el profit warning de ahora, además, llueve sobre mojado. En noviembre de 2019, cuando el grupo anunció resultados de su cuarto trimestre, dijo que hasta entonces había cubierto las previsiones, de entre un 7% y 8,5% de margen, pero que rebajaba sus expectativas para 2020 hasta una horquilla de entre el 5,5% y el 7%, que ahora se han vuelto a revisar a la baja. La raíz del problema está, según la empresa, en la climatología. La compañía perdió en su primer trimestre fiscal 174 millones de euros, frente a los 18 millones que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido, “a costes materiales e imprevisibles de carácter excepcional de 150 millones en proyectos en Europa”. Esos costes corresponden a una cartera de cinco proyectos onshore (en tierra), en el norte de Europa.

Tiempo invernal

El mal estado de las rutas y la llegada anticipada del tiempo invernal han retrasado “sustancialmente la ejecución de esos proyectos e impactado negativamente en la instalación”. Esto no solo ha hecho que el grupo vuelva a entrar en pérdidas, sino que arrastre al conjunto del ejercicio fiscal.

La revisión a la baja de las expectativas, y el consecuente desplome en Bolsa, se produce en plena batalla entre Siemens e Iberdrola, los dos accionistas principales de Gamesa, por el poder dentro de la compañía.

Siemens e Iberdrola firmaron un pacto parasocial para facilitar la creación de la nueva Gamesa en 2017, pero esa alianza ha saltado por los aires. Iberdrola mantiene abiertos dos frentes en los tribunales contra la gestión y el poder que está ejerciendo ahora Siemens en la compañía. El mercado baraja que Siemens, que tiene el 59% de Gamesa, se haga con el 8% de Iberdrola. La pregunta es si el profit warning y la caída en Bolsa perjudica o beneficia a alguien. En principio perjudica a todos. Pero cada uno puede sacar ventajas. Si finalmente Siemens decide comprar la participación de Iberdrola en Gamesa, podría alegar que ésta ahora vale menos. Iberdrola, por su parte, podría reforzar su argumento de que la gestión de Siemens en Gamesa, donde los profit warning parecen ya un fantasma permanente, es muy mejorable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies