FIRMA DEL ACUERDO SOBRE LOS ERTE. Una cláusula de última hora facilita que las empresas que trabajan con mucho empleo de temporada o contratos por obra puedan despedir, antes de que se cumplan los seis meses tras el ERTE.

El Gobierno, las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT incluyeron, ayer, a última hora, una cláusula en el acuerdo que firmaron en La Moncloa sobre la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor. Por fuerza mayor significa, en este caso, tener que suspender los contratos, o reducir la jornada, de los trabajadores para hacer frente a los efectos del coronavirus.

El nuevo punto 3/3 de la disposición final primera del acuerdo abre la puerta a que muchas empresas queden exentas de cumplir la principal condición que les ha puesto el Gobierno para que puedan beneficiarse de las rebajas de cotizaciones sociales: mantener el empleo, al menos, durante seis meses después de reanudada la actividad tras el ERTE total o parcial. Por ejemplo, todas aquéllas que trabajan con el empleo temporal en momentos puntuales del año, o porque así lo requiere su actividad. Un amplio abanico que va desde las empresas que están en el ámbito del turismo como las de la hostelería o actividades de ocio vacacional, hasta el comercio, la agricultura, alimentación y las actividades de ocio, espectáculos, en las artes escénicas o musicales, entre otros sectores.

La cláusula, que negociaron este fin de semana el Gobierno, la patronal y los sindicatos, dice: “Este compromiso del empleo [en el acuerdo] se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, teniendo en cuenta, en particular, las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo”.

Interpretación

Con ello, el Gobierno, hace una interpretación más abierta de la disposición adicional decimocuarta del Real Decreto 11/2020, de medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico, del 31 de marzo. Aquel precepto hablaba de que para el cumplimiento del compromiso de mantenimiento del empleo seis meses después de reanudada la actividad, “se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, teniendo en cuenta, en particular, aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo o una relación directa con eventos o espectáculos concretos, como sucede, entre otros, en el ámbito de las artes escénicas, musicales, cinematográfico y audiovisual. En particular, en el caso de contratos temporales el compromiso de mantenimiento del empleo no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación”.

La cláusula incluida en el pacto que firmó ayer el Gobierno con los agentes sociales no se refiere a sectores concretos. Por lo tanto, la cláusula se abre a todos los sectores que puedan trabajar con el empleo temporal por estar muy ligados a la estación del año, o a un momento concreto. El acuerdo recoge una Comisión tripartita, formada por el Gobierno, la patronal y los sindicatos, que se encargará de estudiar estas cuestiones, incluyendo la prórroga de los ERTE, más allá del 30 de junio, en las empresas y sectores en las que sea necesario. Sin embargo, la última palabra será del Gobierno. El Ejecutivo hace así una nueva concesión a CEOE y Cepyme, que han tenido mucha contestación interna por firmar el acuerdo sobre la prórroga de los ERTE y, en particular, por este punto de mantener el empleo. En el Comité Ejecutivo de la patronal del pasado día 8 de mayo, se levantaron los sectores turísticos, la hostelería, la automoción y organizaciones regionales de Cataluña, Canarias o Madrid.

Trabajadores afectados

Es importante recordar que, hasta el momento, hay más de 500.000 empresas y de 3,4 millones de trabajadores acogidos a los ERTE y sus beneficios. Además, si bien el acuerdo concede los beneficios a las empresas en rebajas de cotizaciones hasta el 30 de junio, también es verdad que el pacto abre la puerta a que las empresas y sectores que lo necesiten puedan seguir con un ERTE en los meses de verano.

Según la Seguridad Social, los sectores más afectados en el empleo por el impacto económico del coronavirus son, entre otros, los siguientes: la hostelería, o la restauración, donde el 90% de los empleados ha dejado de trabajar entre el 14 de marzo, día de la declaración del estado de alarma, y el 30 de abril. Otro tanto pasa con los trabajadores del comercio –textil, sobre todo– y con quienes están ocupados en la red hotelera y de alojamiento. También ocurre con los empleados de las agencias de viajes .

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies