El TJUE abre la puerta a reclamar las comisiones de apertura y los gastos de hipoteca, a excepción del impuesto de Actos Jurídicos Documentados, si no están debidamente justificados.

Nueva sentencia europea que abre la vía a más reclamaciones judiciales contra la banca. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) exigió ayer que los bancos deben devolver todos los gastos hipotecarios cargados al cliente en una cláusula que es declarada abusiva.

El Tribunal con sede en Luxemburgo aclaró que la Directiva comunitaria se opone a que un juez nacional niegue la devolución total en caso de nulidad de una cláusula contractual abusiva que impone al consumidor el pago de la totalidad de los gastos de constitución y cancelación de hipoteca. Pero introdujo una excepción a esta norma: salvo que la legislación nacional imponga al consumidor el pago de una parte de estos gastos.

En este sentido, según interpretaron tanto desde las entidades como desde las asociaciones de consumidores, quedaría excluido el impuesto AJD (Actos Jurídicos Documentados), que hasta noviembre de 2018 la ley imponía al cliente y que el Supremo había ratificado.

Factura

Esto aligeraría considerablemente la factura potencial a devolver por parte de los bancos, ya que el AJD supone el 70% de los costes de formalización y además concentra la mayoría de las reclamaciones judiciales.

En 2015, el Supremo declaró nula por abusiva la cláusula en las hipotecas que imponían al cliente todos los gastos. Cuatro años más tarde, el Alto Tribunal repartió los gastos de notaría y gestoría entre el cliente y la entidad, mientras que cargó al banco los costes del registro. La Justicia europea cuestiona ahora este criterio.

Fuentes bancarias prevén un impacto muy limitado de la sentencia europea, ya que el AJD queda excluido y los jueces tiene que evaluar caso por caso para demostrar que las cláusulas eran abusivas. Las asociaciones de consumidores valoraron que se abre la vía a reclamar el 100% de los gastos, salvo el AJD, aunque fuentes jurídicas matizan que existe cierta controversia sobre los gastos de notaría. La reclamación media de gastos podría ascender a casi 1.300 euros, según Asufin. No está claro cuántos hipotecados podrían reclamar.

El TJUE además abrió la puerta a los litigios por la comisión de apertura en las hipotecas, y dejó en mano de los jueces nacionales que se pueda declarar abusiva si no está justificadas y si no fue transparente. El tribunal europeo cuestiona también que el cliente asuma parte de las costas judiciales aún cuando se declara nula una cláusula.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies